Conjuntivitis bacteriana y su tratamiento

La conjuntivitis bacteriana es una afección bastante común que se produce en los ojos manifestándose de forma aguda por la aparición de sustancias espesas y amarillentas, enrojecimiento y picazón, lo que suele ser muy molesto y doloroso.

Es un problema que generalmente se produce de manera asimétrica, ya que afecta más un ojo que al otro. Esta infección bacteriana se debe tratar inmediatamente con antibióticos en forma de pomadas o gotas acompañado de una higiene constante con suero fisiológico.

Conjuntivitis bacteriana y su tratamiento

Síntomas de la conjuntivitis bacteriana

Los síntomas que presenta pueden ser similares a la conjuntivitis vírica, normalmente son:

  • Enrojecimiento en uno o ambos ojos.
  • Picazón, dolor, ardor e irritación.
  • Producción de lagrimeo excesivo.
  • Sensibilidad a la luz brillante.
  • Edema de los párpados.
  • Inflamación en la capa fina que protege la parte blanca del ojo y la parte inferior del párpado.
  • Posibles síntomas de resfriado, influenza o alguna otra infección respiratoria.
  • Dolor y crecimiento de los ganglios linfáticos que se encuentran delante de las orejas.
  • Secreción espesa y amarilla o en algunos casos pus amillo verdoso.
  • Formación de costras en las pestañas y párpados, especialmente en las mañanas.
  • La mayoría de las veces se enferman los dos ojos.
  • Sensación de tener arena o algún cuerpo extraño en los ojos.
  • Aparición de ligera inflamación alrededor de los ojos.

Si estos síntomas duran más de 3 días o empeoran y se vuelve crónica, es recomendable asistir al oftalmólogo para que suministre el tratamiento correspondiente.

Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

El tratamiento de este nivel de infección, requiere de un diagnóstico médico y un récipe oftalmológico. Mayormente se indica un antibiótico en gotas para ser aplicado en un horario específico, durante al menos 7 días. Al tercer día se comenzará a ver la mejoría.

Es importante tener en cuenta que, los medicamentos indicados, se deben usar en forma correcta y no se debe abusar de ellos, ya que se puede ocasionar un daño más fuerte en la estructura ocular, debido a la resistencia de los antibióticos.

Para complementar la efectividad del tratamiento, es necesario mantener los ojos siempre limpios y eliminar las secreciones con pañitos que contengan suero fisiológico.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

  • Para tratar este tipo de conjuntivitis se debe colocar las gotas del antibiótico en forma de colirio en los ojos después de haberlos limpiado bien.
  • Mantener los cuidados y prevenciones necesarias para evitar el contagio de otras personas como lavarse las manos con jabón y abundante agua, o utilizar alcohol antes y después de tocarse los ojos, evitar los besos, abrazos y saludos con las manos, lavar diariamente sabanas, toallas y fundas, etc.
  • En caso de no realizar el tratamiento de manera correcta, la infección puede aumentar y llegar hasta la córnea, lo que puede causar que se vuelva crónica, generar dificultad visual y fuerte dolor.

¿Cuáles son sus remedios caseros?

Existen muchos tratamientos médicos eficaces que pueden tratar este padecimiento, pero también se pueden aliviar los síntomas y bajar la inflamación con remedios caseros, como los que se mencionarán a continuación:

La manzanilla

Es muy efectiva, ya que puede actuar como colirio natural debido a su contenido de ácido cafeico y linoleico y también a sus propiedades antinflamatorias y antisépticas.

El pepino

Es rico en vitamina E, agua y aceites. Al colocarse en rodajas, relajan y alivian los ojos cansados, al igual que el enrojecimiento que causa esta enfermedad.

La caléndula

Es una planta medicinal que contribuye en la mejoría de esta afección, se puede colocar compresas e inmediatamente se notará que disminuirá la hinchazón de los ojos.

La miel

Además de ser un producto natural que se utiliza como alimento, puede utilizarse como antiséptico y antiinflamatorio para lavar los ojos.

Infusión de sello de oro

Esta planta tiene la capacidad de combatir las bacterias eficazmente con solo colocar compresas alrededor de los ojos durante 5 minutos al menos dos veces al día.

El té verde

Posee reconocidas propiedades curativas para mejorar las afecciones que se relacionan directamente con la vista, como los orzuelos, las ojeras, los ojos cansados y especialmente la conjuntivitis.

La pata

Con una buena rodaja cruda sobre los ojos, funciona como un excelente remedio natural para disminuir la inflamación.

Causas de la conjuntivitis bacteriana

Esta infección se puede producir a causa de bacterias como el estreptococo o el estafilococo y se puede contagiar fácilmente por el simple contacto con una gran variedad de objetos que se encuentren contaminados.

Puede llegar a afectar a ambos ojos y se puede comenzar a curar a los pocos días que se comience a utilizar un tratamiento adecuado que sea indicado por un oftalmólogo.

Contagio de la conjuntivitis bacteriana

En los casos de la conjuntivitis bacteriana, existe la posibilidad de haberse contagiado por medio del contacto con alguna persona que ya tenga la enfermedad, sobre todo si no se tiene la higiene adecuada. A pesar de eso, se puede desarrollar por medio de otros factores como los siguientes:

  • Mantener una higiene deficiente en los lentes de contacto.
  • Usar con frecuencia medicamentos en los ojos.
  • Utilizar cosméticos o pinceles que estén contaminados.
  • La práctica reciente de una cirugía ocular.

Conjuntivitis bacteriana en bebés

Este tipo de conjuntivitis en los bebés se presenta por medio de inflamación de la membrana que recubre a los ojos, causando fuerte enrojecimiento, irritación, fiebre, falta de apetito, lagrimeo con secreción con coloración amarillenta y comezón.

Para tratarla, se debe llevar al bebé al pediatra para que indique el tratamiento adecuado, donde se incluyan antialérgicos, colirios o pomadas con antibiótico y limpieza constante con gazas que contengan suero fisiológico.

¿Cuánto dura la conjuntivitis bacteriana?

Dependiendo del microorganismo que haya causado la infección, puede durar aproximadamente entre 10 y 14 días, pero la mejoría comenzará a notarse poco a poco, a partir de los 2 días que se comience a tratar con antibióticos.

Para saber cuánto dura y garantizar que se cure totalmente esta enfermedad, se debe tener el cuidado indicado por el oftalmólogo, para eliminar a la bacteria y no debilitarla solamente.

DMCA.com Protection Status